15 de diciembre de 2017

Reseña #229 | Despiértame con un beso | Clara Álbori



⠂Título original: Despiértame con un beso
⠂Autora: Clara Álbori
⠂Traducción: No
⠂Editorial: Tombooktu
⠂Año: 2015
⠂Género: Chick-lit, Romance
⠂Páginas: 336
⠂Saga: Autoconclusivo
⠂Precio: 15.15€
⠂ISBN:  9788415747604




De pequeña, Nerea era una niña despierta, vivaz, locuela y la debilidad de su padre. Pero después de que sus padres se divorciaran y, más aún, desde la traumática muerte de su madre, se ha vuelto una persona mucho más frágil e insegura. Para colmo de males, su novio de toda la vida la ha dejado hace tres meses por una mujer que podría ser su madre, pero con gran poder adquisitivo. Así que Nerea no levanta cabeza.

<<Si él te da la patada en el culo, tú se la das en los huevos.>>

Por esa razón, un viejo amigo de la familia -y propietario del Hotel Villa Magic- invita a Nerea a pasar un mes en Gandía con todos los gastos pagados. Hace diez años que Nerea no pone un pie en su negocio, pero todavía recuerda todos los veranos felices que vivió en el hotel. De modo que, obligada animada por sus amigas, cae en la trampa de unos cincuentones muy celestinos. El problema es que Nerea tiene la autoestima por los suelos y no está dispuesta a confiar en los hombres otra vez.

<<Su madre tuvo la culpa de que Hugo tenga un corazón de hierro.
Esperemos que alguien pueda fundirlo y entrar en él.>>

Pero si Nerea es una chica insegura y sensata, sus mejores amigas (Ada, Elena y Laila) son todo lo contrario. Se describen a sí mismas como un grupo de locas y unas zorronas, porque se consideran demasiado jóvenes para enamorarse y estar solo con un hombre. Por un lado, me encanta que sus amigas sean tan modernillas, pero al mismo tiempo, me cansa muchísimo que solo hablen de sexo. Me parece un poco tonto que, a su edad, todavía se comporten como un grupo de quinceañeras descubriendo por primera vez los placeres de la carne. Además, me parecen superficiales.

<<¿Qué son las amigas si cuando las circunstancias de la vida las separa y por eso dejan de serlo? Nos pueden separar kilómetros, pero la amistad verdadera es un hilo infinito que no se puede romper.>>

A diferencia de sus mejores amigas, Nerea no está interesada en el amor (ni en el sexo esporádico). Pero entonces, conoce a un hombre que rompe todos sus esquemas. Hugo es uno de los animadores infantiles del hotel (de día) y un mujeriego que se acuesta con todas las turistas que puede y si te he visto no me acuerdo (de noche). Sin embargo, se siente especialmente atraído por la "niñita mimada" de las "tetas pequeñas" y un "poco rubia/idiota". ¡Qué colleja le daba yo a este hombre!

Si tuvieras tres años, entendería que digas tonterías porque te pones un poco nervioso con la chica que te gusta. Pero es que ¡tienes casi treinta años, colega! Y por muy mal que lo hayas pasado en esta vida, tu dolor no te da derecho a comportarte como un auténtico capullo con ella. Nada más conocerse, Hugo le dice cosas tan bonitas como, por ejemplo: No lo niegues, princesita. Sé que te atraigo como al resto de las féminas y te aseguro, que tarde o temprano acabarás tumbada en mi cama y abierta de piernas, como todas. Y la primera vez que comen juntos, eructa en su oído. Qué gracia ¿eh?

<<¿Puedes odiar y desear tanto a alguien?>>
 
En definitiva, las amigas de Nerea me cansan con tanto folleteo y Hugo me parece un cretino inmaduro. Además, la historia es un pelín simple y está llena de casualidades demasiado forzadas. Hugo se encuentra siempre en el camino de Nerea cuando más lo necesita (o menos le apetece). En general, el desenlace me ha parecido demasiado aburrido y creo que le sobran unas cuantas páginas, porque todo el rato es más de lo mismo. La inseguridad de Nerea rompe su relación una y otra vez. Pero no pasa nada, porque Hugo cambia de la noche a la mañana.

Por último, el conflicto final es taaan absurdo. No entiendo por qué nadie se lo ha dicho, ¿qué sentido tiene ocultar un "secreto" tan obvio? Tampoco me parece creíble que ella se enfade tantísimo por una tontería sin importancia. Y ya para rematar, el drama familiar era del todo innecesario. ¡Por cierto! No me gustan NADA las protagonistas que pasan de usar preservativo porque toman la píldora. Que sí, que aquí todo es muy bonito. Pero a mí es que me se rayan los dientes, sea ficción o no.
 
<<Lanzar una moneda es un truco que siempre funciona, no sólo porque por fuerza te saca de dudas, sino porque en ese breve momento en el que la moneda está en el aire, de repente sabes qué cara quieres que salga.>>


En conclusión. El argumento prometía una novela más dulce y romántica, pero la historia de amor no me ha convencido ni he conectado con los personajes. Aunque la prosa es bastante amena, me he aburrido todo lo que he querido. Demasiado "drama".

Nota: dos y medio de cinco

4 comentarios:

  1. ¡Hola! No sé cuál será el secreto absurdo del que hablas pero estoy de acuerdo con lo que comentas respecto a la píldora, no me parece un buen mensaje.
    No sé si podría disfrutar el libro o no pero la verdad es que por ahora no me animo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola bonica! La portada me llamaba la atención pero hasta ahí han llegado las ganas. Por lo que veo no me van a gustar las amigas de la protagonista, ni el chico, y no tengo claro si la propia protagonista. Sin duda alguna lo dejo pasar de largo sin dudarlo.

    Un besazo y nos leemos. ^^

    ResponderEliminar
  3. Vaya! Por lo que cuentas parece un poco "más de lo mismo".
    Que pena que no hayas podido disfrutar del todo con esta historia :S
    Un Beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Reconozco que este libro me llamó la atención por esa portada tan original que tiene. A simple vista da la impresión de ser una lectura divertida, pero por lo que cuentas parece que no es el caso, así que no creo que lo lea.

    Besos!

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Gracias.