7 de julio de 2017

Reseña #158 | Almas de segunda mano | Christopher Moore


"No quiero que el universo se vaya al garete, guardo todas mis cosas ahí."
 

   ◫ HISTORIA

En Almas de segunda mano, Charlie Asher, uno de los personajes más emblemáticos de los libros de Moore, acepta la tarea de recolectar las almas de los difuntos recientes para mantener a raya a las fuerzas de la oscuridad. Mientras procura cumplir con esta tarea desquiciada, se enfrenta a todo tipo de criaturas fantásticas y, en el curso de esos combates, muere; pero su alma se librará del infierno gracias a la intervención de su hija, Sophie, que parece haber heredado los mismos poderes místicos que tenía Charlie. Este es apenas un apunte de una trama enloquecida y desternillante que transita entre San Francisco y el inframundo y que resulta tan difícil de contar como divertida de leer.

Almas de segunda mano es la segunda parte de Un trabajo muy sucio, así que esta reseña puede contener spoilers de la primera novela.

   ◫ PERSONAJES

En primer lugar, una advertencia: los protagonistas de Christopher Moore siempre están igual de locos. Y abundan, en exceso. Es decir, que hay demasiados personajes, aunque todos estén muy bien definidos, eso sí. Pero son todos igual de extravagantes, así que ninguno logra destacar por encima de los demás. Podría decirse entonces que todos son igual de irrelevantes (o de importantes, según se mire) ya que cada uno interpreta un papel limitado. En otras palabras, me he quedado con la sensación de que, realmente, los protagonistas no tienen personalidad. Y aunque la tuvieran, daría lo mismo. Cada quien ejerce su "profesión" hasta donde le permiten las circunstancias, y cuanto más absurdos son sus métodos, mucho mejor.

A continuación, voy a enumerar a los principales protagonistas con una breve descripción de su "posición social" para que os hagáis una ligera idea de lo que os podéis encontrar en esta novela.
  
La muerte se viste de rosa. Sí, me refiero a Sophie Asher, La Muerte en mayúsculas, la Luminatus, la única persona o ser capaz ejercer su dominio sobre el Inframundo. Sophie, una niña de siete años que habla como si tuviera cuarenta y una mala vida a sus espaldas. Hija de Charlie Asher, el hombre que salvó al mundo pero que, ahora, vive recluido en un cuerpo compuesto por trozos de varios animales y que, cuando camina, da con la pilila en el suelo, porque su creadora, Audrey, una monja budista, le puso demasiado esmero a la hora de concederle un aparato digno de él.
 
Por último, en protagonistas un poco más secundarios pero igual de principales, nos encontramos con Minty Fresh, un tío con mucho estilo, mercader de la muerte que quiere volver con Lily, una mujer que -en apariencia- no posee ningún don especial que alimente su vanidad innata. Del inspector Rivera poco se puede decir que no se haya dicho ya, excepto que es un mercader de la muerte nefasto. Y finalmente (aunque todavía podría mencionar a un montón de personajes más), Mike Sullivan, el pintor que susurraba a los fantasmas que se han quedado atrapados en el puente que está pintando. (Lo siento Mike, eres un buen tío, pero los monólogos de tus fantasmas son lo más aburrido de la novela).

   ☑ NARRATIVA

Sin lugar a dudas, lo que más destacaría de su prosa es que nunca, NUNCA censura a su imaginación (o al menos da esa impresión). Lo que se traduce en un estilo de narrativa que siempre me parece igual de espontáneo, y de fresco. Los personajes nunca tienen pelos en la lengua, ni tampoco más de dos neuronas en la mayoría de los casos. De modo que no han salido de una cuando se están metiendo en la siguiente.

La historia está narrada en tercera persona, de modo que el autor salta de un protagonista a otro para ir entremezclando las vidas personales de cada uno; no sin cierta pericia, porque los protagonistas no son un bien escaso como ya habéis podido comprobar. El vocabulario que utiliza resulta sencillo, lo que favorece que su lectura sea MUY amena y que me haya devorado el libro en un santiamén. Además, el ritmo es bastante ágil, ya que constantemente tienen lugar revelaciones de última hora. De modo que el autor logra intrigar al lector en cada capítulo, y un@ no puede abandonar su lectura hasta descubrir todo el pastel.
 

   ◫ CONCLUSIÓN

Madre del amor hermoso, ¡a ver cómo describo de la forma más objetiva posible este "despropósito" de novela! porque ¡telita! con la imaginación del señor Moore. En mi humilde opinión, Christopher Moore es uno de los más grandes cuando se habla de ficción absurda. Después de tantos años sin tocar un libro de este autor, casi me había olvidado de lo extraño, absurdo y extravagante que resulta leer a este hombre. Y después de tantos años, ¡no ha perdido su chispa!

Las novelas del señor Moore siempre son auténticos sinsentidos, pero escritos con muchísimo sentido común. De modo que los personajes y las circunstancias de los personajes no tienen ni pies ni cabeza, ¡pero! la historia está muy bien hilada y siempre encuentro cierto orden cósmico dentro del más absoluto caos. Por supuestísimo, si no te gusta la ficción absurda, Almas de segunda mano te va a parecer un truño. No obstante, si eres defensor y amante de lo absurdo, esta novela te parecerá lo mejorcito que has leído últimamente.

De todas formas, por alguna extraña razón (probablemente gracias a su prosa), todas las novelas de este autor me parecen igual de entretenidas. Siempre es muy generoso con las escenas de acción y más aún con el humor absurdo. Realmente, no es una novela para reír a carcajada limpia,aunque contiene momentos TAN surrealistas que, inevitablemente, el drama de convierte en comedia... o parodia... o qué sé yo.
  
Y para finalizar mi reseña, el desenlace me ha parecido muy correcto, sobre todo teniendo en cuenta el nudo principal. A veces me da la impresión de que el autor vaya atando los cabos sueltos por el camino, improvisando salidas rápidas que atajen la locura de sus personajes. Pero cuando "ves" la novela en su totalidad... Nah, sigo pensando lo mismo. Después de todo, Christopher Moore es el Maestro de lo absurdo y todo tiene su por qué.
 
Por cierto, yo me había leído la primera parte en 2006, así que no me acordaba prácticamente de nada. Después de tanto tiempo, me he animado a leer este volumen sin releer la primera parte (por pereza) y, en base a mi experiencia os diré: Obviamente, se disfruta el triple si has leído el primer volumen primero. Pero si no conseguís haceros con él, que sepáis que no es un requisito estrictamente indispensable porque el autor nos va refrescando la memoria a medida que se suceden los grandes acontecimientos.
 
   ☑ AUTOR

Christopher Moore (Toledo, Ohio, 1957) estudió en la Ohio State University y durante su juventud trabajó en muy variados oficios (vendedor de seguros, camarero, fotógrafo, periodista, obrevo en una fábrica de cerámica religiosa y pinchadiscos). Ha escrito quince novelas de gran éxito dentro de un género que unos llaman "fantasía cómica" y otros "ficción absurda". Entre ellas podríamos destacar El ángel más tonto del mundo y Un trabajo muy sucio, ambas superventas en tdoo el mundo. Almas de segunda mano es la continuación de esta última.

   ☑ EDICIÓN

La edición de Lince me ha parecido una maravilla. Para empezar, han respetado la cubierta original ¡que me encanta! Me parece una genialidad que Sophie aparezca reflejada tal y como es, una Muerte rosa y montada en uno de los ponis caballos del apocalipsis. Por otro lado, la traducción de Victoria Horrillo Ledesma es fantástica.


Nº de coRAZONES
Título original: Secondhand Souls
Más información en linceediciones.com
Gracias a la editorial por el ejemplar

1 comentario:

  1. Pues yo no he leído nada suyo pero me dejas con las ganas. Un besote :)

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.