7 de junio de 2017

Reseña #146 | Piara | Mónica Rodríguez


"Sentía de un modo oscuro, sin palabras, que la vida era hermosa y cruel y que en el pueblo todos la aceptaban tal como era. Algo en mi interior se rebeló. Como si de pronto comprendiera que había que hacer algo. Había que tomarla de las riendas y conducirla como conducía a los cerdos por la dehesa. A la vida, si la conduces bien, le puedes sacar segundas oportunidades. Y merece la pena, sin duda, vivirla."


   ✏☑ HISTORIA

La vida de Ángela da un vuelco con la llegada de un misterioso chico rubio al pueblo. Intrigida por sus ojos tristes y sus modos de la capital, Ángela le enseñará a disfrutar de su pequeño mundo, marcado por la relación con los animales, las verdes dehesas y los infinitos cielos azules. Las semanas que pasarán juntos, repletas de descubrimientos y emociones, cambiarán la vida de Ángela para siempre. 
 

   ✏☑ PERSONAJES

Ángela es una niña adorable y muy graciosa que ha nacido y crecido en el campo, lo que significa que siempre ha estado en contacto directo con la naturaleza. Así pues, la muerte de los animales y su reproducción no son temas tabú en su familia. Por otro lado, una de sus actividades favoritas es pasear a los cerdos por la dehesa.

Y durante uno de esos paseos conoce a un niño rubio de mirada triste, con el que irá haciendo muy buenas migas. Pedro es un chico educado en la capital que ha venido, junto con su familia, a pasar las vacaciones en el campo. Las costumbres de su nueva amiga le descubren un mundo nuevo, pero al mismo tiempo, Ángela también abre los ojos a nuevos horizontes.

La familia de los niños no tiene tanto protagonismo, pero todos los personajes secundarios son reales como la vida misma, con sus virtudes y rarezas. A su manera, todos tienen algo especial y sin ellos la novela no sería la misma. La tía Guillermina, sin ir más lejos, es una mujer que siempre lleva un pollo sin plumas entre las tetas. Y el tío de Ángela esconde un secreto emocionante que le concede el broche de oro a una novela ya de por sí magnífica.


   ✏☑ NARRATIVA

La historia está narrada en primera persona por Ángela y la autora consigue ponerse en su piel con una exactitud admirable. La prosa tiene el descaro propio de una niña de su edad que habla siempre sin pelos en la lengua, con un vocabulario totalmente espontáneo y natural. Y esta forma de expresarse tan suya hace que el relato sea muy entretenido.

 
   ✏☑ CONCLUSIÓN

Piara es un libro maravilloso que me ha transportado de vuelta a mi infancia (quizá porque he crecido en el pueblo). La historia me ha inspirado muchísima ternura y me ha parecido una novela muy completa. La autora trata temas un poco dramáticos con la mayor naturalidad del mundo, como tiene que ser. En apenas un puñado de páginas, la autora ha construido un desenlace con muchísimo contenido.

Me ha encantado, sobre todo, cómo trata las diferencias entre una chica de campo y un chico de la capital. Hay momentos bastante divertidos. Pero también nos ofrece una pequeña dosis de drama, en su justa medida. Por cierto, me ha enamorado con la ternura implícita en el descubrimiento de ese primer amor.

Por último, nos encontramos con un final realista que no engaña a los niños pero que, al mismo tiempo, les transmite un mensaje optimista y les invita a luchar por sus sueños.


   ✏☑ AUTORA

Mónica Rodríguez nació en Oviedo en 1969 y reside en Madrid desde 1993. Es licenciada en Ciencias Físicas, especializada en Energía Nuclear. En 1994 comenzó a trabajar en el Centro de Investigaciones Ciemat del Ministerio de Ciencia e Innovación. Compagina su trabajo con la escritura y su familia (tiene tres hijas).

En 2008 deja el trabajo en dicho centro para dedicarse por entero a la literatura infantil y juvenil. Tiene publicados ya varios libros, y ha recibido galardones, como el Premio de Novela Juvenil del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid) en 2007, el Premio de la Crítica de Asturias en el mismo año, el Premio de Literatura Infantil Ciudad de Málaga en 2010 por La bicicleta de Selva y el Primer Premio en la XXX edición del Concurso Vila d'Ibi 2011 con La última función. Estos dos últimos publicados en Anaya, junto a la serie Candela y la novela Manzur, o el ángel que tenía una sola ala. En
2016 ganó el XIII Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil con Alma y la isla.


   ✏☑ EDICIÓN

La edición de Narval me ha parecido una verdadera preciosidad gracias a las ilustraciones en blanco y negro (y amarillo) de Patricia Metola. Además, el texto está muy cuidado y -que yo recuerde- es una edición de calidad, exenta de erratas a tener en cuenta.


Nº de coRAZONES
Más información en narvaleditores.com

3 comentarios:

  1. Tiene pinta de ser una bonita lectura para los niños y jóvenes. Gracias por tu reseña. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me gustan las ilustraciones y me alegro de que hayas disfrutado tanto del libro y de la cuidada edición. Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! :)
    ¡Menuda sorpresa me he llevado con este libro! Me lo apunto porque todo lo que has destacado son los típicos aspectos que suelen hacerme disfrutar de una historia.
    En especial, me encanta que la protagonista sea tan natural y que esto se vea reflejado en la narración, como tú dices, con el "descaro propio de una niña de su edad", eso me conquista.
    También me ha llamado la atención el ambiente y la naturaleza de la historia, por no hablar de que todo ello está complementado por ilustraciones preciosas.
    Gracias por la reseña, he disfrutado con ella y me llevo el libro apuntado.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.