25 de mayo de 2017

Reseña #137 | Siempre será diciembre | Wendy Davies


"La muerte de Sam ha traído consigo un frío que me cala los huesos. Está en todas partes, en cada rincón de la casa, adherido a las sábanas, impregnando cada resquicio de mi cuerpo. Vivimos en un invierno perpetuo."


   ✏☑ HISTORIA

Sam ha muerto. El mar se llevó sus secretos y ahora solo quedan mentiras y esa sensación de ahogo que todo lo envuelve. Samantha no es ella misma. Jay no sabe lo que hizo. Todos tienen algo que ocultar y cada día que apsa es una cuenta atrás. Mañana quizá sea tarde...


   ✏☑ PERSONAJES

Todos tenemos secretos. Todos hemos mentido alguna vez. Quizás, por esa razón, es casi imposible no empatizar con los protagonistas de esta novela, incluso con aquellos que no soporto. Todos los personajes son muy reales, tanto que yo misma he sido testigo de una situación familiar parecida a la de Jay. De modo que cualquiera puede sentirse identificado.

Los personajes de esta novela, sobre todo los protagonistas, sufren controlados por el miedo, pero también luchan por encajar. O mejor dicho, se esfuerzan por diferenciarse del resto del rebaño. Porque la historia transcurre en el típico pueblo de chismosos que enseguida acusan injustamente a una víctima, simplemente porque necesitan culpar a alguien para sentirse mejor.

Por otro lado, la verdadera personalidad de cada uno se va desvelando poquito a poco, transformando sus vidas en una especie de novela negra, excepto porque en esta historia, no hay ningún culpable. ¿O sí? Cuanto más avanzaba en mi lectura, más me sorprendían los personajes.


   ✏☑ NARRATIVA

La historia está narrada en primera persona por Sam Samantha (la hermana de Sam) y por Jayden (su mejor amigo, el chico que sobrevivió). Samantha escribe para el lector; pero Jayden no escribe, habla con Sam, se sincera con él y le cuenta todo lo que sucede desde que se ha ido.

No obstante, la prosa de ambos protagonistas tiene algo en común: un matiz evidente de pura desesperación. El caos de sus emociones se refleja perfectamente en sus palabras, a veces bastante desordenadas. Samantha tiende a repetirse mucho, copia y pega párrafos enteros en más de una ocasión, pero ese recurso solo acentúa el sentimiento de que su vida se ha convertido en una especie de bucle infinito del que no puede salir.

En resumen, el estilo de narrativa me ha parecido muy emotivo y resulta muy fácil empatizar con ambos protagonistas gracias a su manera de expresar las emociones más descarnadas del ser humano.


   ✏☑ CONCLUSIÓN

De la emoción, no encuentro palabras. Han pasado años desde la última vez que un libro me hizo llorar. Han pasado horas desde que este libro casi me hizo llorar. Y digo casi porque no hubo lágrimas, pero sí que me ha provocado un llanto interno y desesperado. Me ha costado lo mío no romperme por dentro. Siempre será diciembre es uno de los pocos libros que subrayaría entero. Cuando finalizas su lectura y cierras el libro no eres la misma persona. Quizá porque mi conexión con este libro ha sido total. Sencillamente, me he encontrado con frases que estoy harta de escribir, pensar y gritar. Así que, hasta cierto punto, me ha servido de terapia. Cada vez que veo el libro en mi estantería, siento ganas de llorar. Yo que he vivido mi propio diciembre solo puedo decir gracias por haber escrito esta novela. ¡Gracias!

La historia de Sam y Jay profundiza sin reparos en temas bastante duros, como lo son la muerte de un ser querido y el proceso de duelo. Pero también reflexiona sobre el amor y la familia desde todos los ángulos posibles. Los secretos y mentiras que unen y separan a los personajes son tan inesperados como realistas. De modo que la historia va ganando intensidad hasta un final que te roba el aliento. Cuando crees que la verdad no podría ser más dolorosa, las autoras te rematan con una revelación desgarradora. Durante las últimas páginas, mi corazón palpitaba como loco hasta salirse de mi pecho. O romperse. O ambas cosas a la vez.

Por último, el amor entre los protagonistas -el amor en todas sus formas- me ha conquistado. Considero que la historia romántica no podría haberme gustado más. Me ha emocionado, me ha sorprendido, ha puesto mi mundo al revés. En definitiva, un libro PRECIOSO que merece ser descubierto.


   ✏☑ AUTORAS

Wendy Davies es el pseudónimo tras el que se encuentran dos jóvenes escritoras: Fátima Embark y Merche Murillo. Su pseudónimo homenajea a la protagonista de su primera novela, Recuerda que me quieres, que está basada en la Wendy de Peter Pan. Ella quería ser escritora y, en palabras de las autoras <<de esta manera es como si todos nuestros libros los hubiera escrito ella>>


   ✏☑ EDICIÓN

Reconozco que la cubierta diseñada por David Sierra no me llamó la atención en un principio. Sin embargo, cuando me detuve un par de minutos a analizar todos los pequeños detalles que contiene, me enamoró. Más aún, después de haber leído la novela. Lo único que puedo criticar de la edición llevada a cabo por SM no es nada nuevo: no se traducen las canciones en inglés -que en esta novela no son pocas-. Y como tu nivel de inglés no sea por lo menos básico, estás perdid@. Por lo demás, una maravilla.


Nº de coRAZONES
Más información en literaturasm.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.