16 de febrero de 2017

Reseña #88 | La química de la muerte | Simon Beckett


"No hay segundas oportunidades, son oportunidades distintas. La vida nunca vuelve a ser como habría sido de no haber tomado otra decisión la primera vez."



📕 HISTORIA
David Hunter es un antropólogo forense experto en la descomposición de los cadáveres. Tras una tragedia que destrozó su vida, decide abandonar su prometedora carrera y refugiarse en Manham, un pueblo aislado en las ciénagas del condado de Norfolk, en Inglaterra. Su vida transcurre sin sobresaltos como médico de cabecera, hasta que en un bosque cercano unos niños hacen un macabro hallazgo: un cadáver en avanzado estado de descomposición con unas alas de cisne intactas pegadas a la espalda.

Cuando la policía local, desbordada por los hechos, le pide ayuda para resolver el caso, David tiene que enfrentarse a sus fantasmas personales y a la suspicacia de la gente del pueblo. Entretanto, una ola de terror e histeria, hábilmente orquestada por el cura, recorre Manham. Es entonces cuando desaparece otra mujer y David no tiene más remedio que ponerse a trabajar a contrarreloj para averiguar quién es el asesino y si existe salvación posible para su siguiente víctima.
📕 PERSONAJES
David Hunter es uno de esos personajes que huyen de su pasado. Sin embargo, no es el típico protagonista que no levanta cabeza y deambula por la vida malhumorado, con tendencias suicidas. Sí, tiene pesadillas de noche y día. Pero, ¿quién en su situación no las tendría? Hace unos años, llegó a Manham, como médico suplente, dispuesto a trabajar en un lugar remoto por una miseria para poder empezar de nuevo. Por lo demás, es una persona normal y corriente... y sociable, aunque con ciertas dificultades para crear vínculos afectivos, pero nada más. Enseguida nos cuenta su pasado, así que el misterio de su trauma no se eterniza de forma innecesaria. Por todas estas razones y otras tantas, me ha parecido un personaje a tener en cuenta, porque no es el típico detective superhombre. David es tan vulnerable como tú o como yo.

Por su parte, el autor también describe de forma magistral la evolución psicológica del pueblo como entidad. A medida que transcurren las horas, se percibe perfectamente el miedo opresivo que les conduce a desconfiar de su propia sombra. Además, nos transmite esa mezcla de temor y desconfianza. Al final, todos los vecinos nos parecen sospechosos, por lo que no sabemos hacia dónde señalar con nuestro dedo acusador. Por supuesto, el primer síntoma de esa desconfianza son los rumores y los primeros afectados siempre son los extranjeros, incluida la primera víctima. Creo que Simon Beckett refleja perfectamente el sentimiento de pertenencia a una especie de "gran familia" que abunda en casi todos los pueblos. Manham es un pueblo pequeño, y los pueblos pequeños crean mentes estrechas.
📕 NARRATIVA
De principio a fin, me ha parecido una lectura muy entretenida, una de esas novelas que no sueltas hasta que le encuentras los tres pies al gato. Como es habitual, la historia está narrada a dos voces. En la mayoría de los capítulos, el protagonista nos cuenta en primera persona cuál ha sido su experiencia durante la investigación. Pero, de vez en cuando, aparece un narrador omnipresente que nos relata la historia de las víctimas. De este modo, nos genera mucha más inquietud ya que la muerte se vuelve más humana todavía.

Este segundo narrador comparte las ilusiones e inquietudes de las víctimas antes de su desaparición, dispuesto a desgarrarnos el corazón en cuanto el asesino se acerca. Por cierto, las descripciones no son tan macabras como me esperaba. Sin embargo, y aunque el maltrato no es demasiado explícito, menciona los hechos de forma cruda e impersonal.
📙 CONCLUSIÓN
El final... no está mal. No obstante, una persona acostumbrada a este tipo de novelas, podrá intuir perfectamente los giros argumentales que se presentan a última hora. La identidad del asesino es medio predecible, quizá, porque es demasiado típico. De todas formas, te mantiene en ascuas hasta el final (¿será? ¿no será?) desconfiando de todos los personajes que aparecen.

Por cierto, el prólogo de Rodrigo Fresán me pareció bastante simpático e interesante. No sólo presenta esta novela como se merece, también describe cómo son, últimamente, los libros y series de esta temática. En definitiva, David Hunter no se parece demasiado a ninguno de los investigadores milagrosos que están de moda. Y termina su discurso con una sentencia lapidante: Nada le interesa menos a los muertos que saber cómo fue que los mataron. Porque a la hora de la verdad, todos morimos iguales y de la misma manera: para siempre.


5.5 de 6
📕📕📕📕📕📙

Más información en rojaynegra.com 🔍


✂---------------------------------------------------------------------------------

¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido su lectura?
¿ Decepcionante ❤❤ Entretenido ❤❤❤ Perfecto ?

1 comentario:

  1. Hola!
    No lo conocía pero me lo apunto porque los libros de este género, thrillers, me encantan. Además, eso de que parte sea narrado en primera persona me gusta mucho, me mete más en el personaje y la historia :)
    Gracias por la reseña.

    Un beso,
    ~El Imperio de las Bellotas~
    ~El Club de las Sebaduras~

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.