8 de enero de 2017

Reseña #65 | Harriet | Elizabeth Jenkins


"Se sentía profundamente desgraciada, como solo pueden llegar a sentirse las personas egoístas y desconsideradas."


 HISTORIA
Esta novela, escrita en 1934 y un éxito de ventas en su día, reconstruye el llamado «misterio de Penge», que estremeció a la sociedad victoriana de 1877. Harriet es una mujer de treinta y dos años, elegante y adinerada, ya en posesión de su propia herencia; pero es también lo que «los vecinos del pueblo» de donde procede su madre llaman «tontita». Esta alma cándida y simple conoce un día, mientras pasa una temporada en casa de unos parientes pobres, a Lewis Oman, empleado en una casa de subastas, el cual no tarda en pedir su mano. «Las mujeres me encuentran atractivo», le dice a la madre de Harriet, que solo ve en él a un vulgar cazafortunas y que trata por todos los medios de impedir la boda. Sin embargo, ésta se celebra… y Harriet, a merced de su marido y de la familia de éste, entra en una pesadilla que nadie habría sido capaz de imaginar.
 CONCLUSIÓN
Desde las primeras páginas, Harriet es una novela asfixiante. Todo comienza con las vidas apacibles de dos familias que sólo comparten un vínculo económico: la herencia de Harriet. Sin embargo, las descripciones pausadas de sus quehaceres cotidianos son una tortura emocional. Las mujeres siempre anteponen la felicidad de sus parejas a su propia moralidad, en una actitud sumisa que compone un mosaico de situaciones inverosímiles. Los hombres ejecutan acciones despreciables mientras las mujeres consienten en silencio, mirando hacia otro lado e idolatrando a los autores del crimen. Su devoción es enfermiza.

Ciertamente, el ritmo narrativo es bastante lento, pero ese ritmo pausado nos permite apreciar las menciones sutiles que se esconden tras algunas expresiones ambiguas. La narrativa de Elizabeth Jenkins me ha parecido muy elegante en ese sentido. De hecho, la autora no es nada explícita a la hora de mencionar los detalles más espeluznantes del caso, pero sus palabras aluden perfectamente al maltrato psicológico y físico al que es sometida Harriet sin necesidad de nombrarlo. Por el contrario, ahonda con total descaro en los pensamientos más íntimos y descarnados de los protagonitas.

El epílogo no es menos interesante que la novela, ya que resume los hechos reales de principio a fin, especificando cómo fueron las vidas de esas personas hasta la hora de su muerte. Por otra parte, las anotaciones finales también ofrecen una excelente biografía de la escritora, incluyendo una reseña de su obra: "Jenkins tiene una capacidad singular para descifrar los códigos psicológicos y desentrañar la lógica más enrevesada".
 AUTORA
Cuando murió en Londres en 2010, a la edad de ciento cuatro años, el obituario de The Telegraph dijo: «El talento especial de Elizabeth Jenkins en sus novelas fue la descripción de la victimización de frágiles personajes que inspiran simpatía, a manos de gente que lo único que tiene de memorable es su crueldad. Como a Agatha Christie, le fascinaban los crímenes en las zonas residenciales». Personalmente, me encanta la prosa de Elizabeth Jenkins y estoy deseando que se traduzcan todas y cada una de sus novelas. De momento, la editorial Alba ha publicado esta novela y La historia del doctor Gully.


★★★★★★

Más información en albaeditorial.es 🔍

1 comentario:

  1. Hola!!
    Lo leí a principios del año 2016 porque leí una reseña y me atrajo el hecho de que estuviera basado en hechos reales... La prosa no me pareció lenta, creo que su ritmo es perfecto para ir desentrañando la historia como se merece!! Tengo un buen recuerdo de su lectura...
    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.