8 de octubre de 2016

Reseña #49 | Un viejo que leía novelas de amor | Luis Sepúlveda


"-¿Y qué estás leyendo?
-Una novela.
-¿De qué trata?
-Del amor.
-No jodas. ¿Con hembras ricas, calentonas?
-No. Se trata del otro amor. Del que duele."


   ✏◫ HISTORIA

Antonio José Bolívar Proaño vive en El Idilio, un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar (mal llamados jíbaros), y con ellos aprendió a conocer la Selva y sus leyes, a respetar a los animales y los indígenas que la pueblan, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás pudo hacerlo. Un buen día decidió leer con pasión las novelas de amor -«del verdadero, del que hace sufrir»- que dos veces al año le lleva el dentista Rubicundo Loachamín para distraer las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. En ellas intenta alejarse un poco de la fanfarrona estupidez de esos codiciosos forasteros que creen dominar la Selva porque van armados hasta los dientes pero que no saben cómo enfrentarse a una fiera enloquecida porque le han matado las crías.


   ✏◫ CONCLUSIÓN

Una novela de mensaje ecologista bastante crítica con los colonos. Sin embargo, se trata de un relato tan plano que no provoca emoción alguna. Su lectura resulta ligeramente entretenida, pero la historia principal carece de interés. Siento que no aporta nada a su género.

El protagonista es Antonio José Bolívar Proaño, un hombre que convivió con los shuar después de perderlo casi todo. Y su experiencia vital con esta tribu del Amazonas cambió por completo su visión de la naturaleza. De modo que los colonos de El Idilio no miran con buenos ojos sus nuevos hábitos cuando regresa a la "civilización".

No obstante, como era de esperar, el alcalde reclama su protección para adentrarse en la selva: una tigresa está dando muerte a los hombres blancos que han profanado el Amazonas y los conocimientos que adquirió el viejo durante su convivencia con los shuar es lo único que puede mantenerlos a salvo durante su expedición.

En todo momento, el autor describe el suelo que pisan los protagonistas con palabras bastante bonitas. Pero, al margen de tanta belleza, su relato me ha dejado indiferente. A pesar de su crudeza, me ha costado muchísimo engancharme a su lectura. En mi opinión, totalmente prescindible.
 

tres de seis : ligeramente entretenido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.