2 de octubre de 2016

Reseña #43 | Los extraños métodos del Doctor Irabu | Hideo Okuda



"Se sintió tremendamente desamparado al comprobar que lo que le ocurría tenía nombre, como si le hubiesen condenado a algo."

HISTORIA
«No voy a preguntarle por las razones de su estrés. No voy a estrujarme los sesos para encontrarle una solución. Últimamente hay muchos programas en televisión donde un psicólogo escucha los problemas de los pacientes y les da ánimos, ¿verdad? Pues esas cosas no sirven para nada».

Con esa filosofía, Ichiro Irabu, el psiquiatra más excéntrico del Hospital General Irabu, hará frente a una serie de pacientes con diversos problemas psicológicos, que nos hará preguntarnos quién de todos es el más cuerdo: si ellos o él mismo.

CONCLUSIÓN
Supuestamente, esta novela es una comedia mordaz sobre lo absurda que puede llegar a ser la sociedad actual... pero no tiene gracia ninguna. De hecho, me ha parecido una lectura bastante aburrida. Vamos, que se me ha quedado cara de pasmo. Creo que he conseguido terminarlo porque no tenía nada más interesante que leer. Bueno, por eso y porque no quería tirar a la basura los 19.50 euros que me ha costado la broma.

La historia está dividida en cinco partes, una por cada paciente. La novela está narrada en tercera persona, pero el autor nos cuenta los hechos que tienen lugar desde el punto de vista de los pacientes. Si la gracia reside en que algunos personajes consideran su "locura" un comportamiento de lo más habitual, yo no pillo el chiste. Por cierto, los casos protagonistas son los siguientes: 1. Un hombre con una enfermedad psicosomática provocada por el estrés 2. Un hombre que padece priapismo o erección permanente del pene 3. Una mujer que presenta una clara manía persecutoria 4. Un adolescente adicto al teléfono móvil 5. Un hombre con un trastorno obsesivo-compulsivo. 

Lo más extraño de la novela es que el Doctor Irabu parece un personaje totalmente secundario... puede que incluso prescindible. En realidad, no llegamos a conocer su verdadera personalidad. Porque necesito pensar que ésa no es su verdadera personalidad. Los pacientes describen al doctor como el más extraño de todos los tipos raros con lo que se había topado. Irabu es un pervertido obeso, de piel grasienta, que se rasca la caspa de vez en cuando y que está todo el día sacándose los mocos. Por cierto, le excita que la atractiva enfermera exhibicionista de su consulta les ponga inyecciones a todos sus pacientes.

En definitiva, el doctor Irabu es un tipo bastante asqueroso e insoportable. En serio, es uno de los personajes más repugnantes que he tenido la desgracia de leer. Bueno, para ser justos, la mayoría de los personajes son odiosos. Creo que pretendía ser gracioso, pero a mí me incomoda e inquieta. De todas formas, me esperaba una novela más creíble que se centrase en las conversaciones que mantienen los pacientes con su psiquiatra. Sin embargo, da la impresión de que los pacientes se curan a sí mismos cuando alguna señal que ha estado delante de sus narices todo este tiempo, de repente, les hace reaccionar. La evolución psicológica de sus personajes es lo único que me provoca risa floja.

A parte de ganar tres premios, esta novela también ha sido adaptada en Japón al formato televisivo, tanto en imagen real como en animación, así como a la gran pantalla, pero no creo que me anime con ninguna de ellas. Ni con el resto de esta serie de libros.

★★★★★★

Más información en quaterni.es  🔍

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.