6 de octubre de 2016

Reseña #47 | En lo profundo del bosque | Valentina Giambanco


Alice Madison, detective de Homicidios de la policía de Seattle, tiene una deuda pendiente con el enigmático John Cameron, que se encuentra encarcelado por el presunto asesinato de cinco criminales, y con el abogado de este, Nathan Quinn. Una deuda que nadie puede compensarles, y que parte de una pesadilla que se inició hace veinticinco años cuando tres niños fueron raptados y solo dos volvieron con vida. Ahora, cuando ya nadie se lo espera, los restos del tercer niño, hermano pequeño de Quinn, aparecen, y Madison tiene que unir, de pista en pista, del presente al pasado, las piezas que conformarán la solución final del crimen.


Sinceramente, me ha dejado una sensación agridulce. Me sucedió lo mismo con su primera novela, durante las primeras páginas me ha costado una barbaridad engancharme a su lectura. Hasta que por fin, me he acostumbrado a su estilo de narrativa. Los capítulos son bastante breves, divididos a su vez en varios párrafos, ya que la autora alterna entre pasado y presente durante toda la novela. Al igual que en 13 días, los acontecimientos que describe son breves y concisos. La autora relata lo sucedido a través de pequeños fogonazos de información que nos dejan entre aturdidos y expectantes, todo al mismo tiempo. De todas formas, su prosa todavía es mejorable. Unas pocas frases me sonaban raro y otras tuve que leerlas dos veces. No creo que sea problema de la traducción.

En esta ocasión, Alice Madison encuentra nuevas pruebas, después de 25 años, que le permiten resolver el caso de los tres niños secuestrados. En mi opinión, En lo profundo del bosque se puede leer de forma independiente, pero yo también creo que se disfruta más si ya conocemos a los personajes de antemano. Sin embargo, la autora resume con mucho acierto los datos más relevantes, de modo que es casi imposible perderse. En paralelo a la investigación del caso cerrado, Madison tiene que desenmascarar a los autores de una serie de asesinatos. A medida que avanzaba en su lectura, la historia me iba gustando cada vez más porque no dejaba de hacerme preguntas. La verdad es que, a mitad de novela, ya sospechaba del verdadero culpable, pero me ha sorprendido el móvil del crimen.

Valentina Giambanco es una autora que prometía mucho. En realidad, sus novelas no aportan nada nuevo al género, pero tienen algo que te atrapa. En lo profundo del bosque me ha parecido una historia muy correcta, aunque su desarrollo no me ha convencido del todo por una razón: durante la investigación, el equipo de Madison encuentra pruebas de formas imposibles. Por otro lado, esta novela nos permite conocer un poquito más la psicología y el pasado de su protagonista, pero no empatizo del todo con ella. Con esto no quiero decir que me caiga tan mal como su nuevo compañero (el cual, gracias a Dios, es un personaje totalmente prescindible). Por el contrario, les he cogido muchísimo cariño a Quinn y a Cameron. Los echaré de menos durante su próxima novela (Blood and Bone).

En cuanto a la edición, me gustan mucho las portadas que nos está regalando Pámies. Sobre todo, porque han respetado la estética de 13 días a la hora de diseñar la cubierta de este libro. Y aunque no me suele gustar que modifiquen los títulos originales, todavía no he conseguido decidirme entre The Dark y En lo profundo del bosque. La traducción no está exenta de erratas puntuales, pero no he encontrado nada destacable. En definitiva, han logrado una edición notable de una novela que pasará sin pena ni gloria.


  • Edmond Locard tenía razón: todo contacto deja una huella.

Más información en edicionespamies.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.