20 de agosto de 2016

Reseña #9 |Solo un chico más | Kristan Higgins


Ser tratada como si fuera un chico más no era tan divertido como podría parecer, de modo que tras volver a su ciudad natal, la periodista Chastity O’Neill decidió que ya iba siendo hora de utilizar sus armas de mujer. Mientras estaba haciendo un reportaje sobre los héroes de la ciudad, conoció a un atractivo doctor y las cosas comenzaron a mejorar. Ya solo tendría que olvidarse definitivamente de Trevor Meade, su primer amor y la única relación que todavía no había superado.


Solo un chico más es solo una novela chick-lit muy fresca, moderna y divertida. Creo que Chastity es una de las protagonistas femeninas que más me ha gustado en mucho tiempo. Resulta demasiado fácil sentirse totalmente identificada con ella, sobre todo las mujeres que somos un poco... como un chico más. Aunque es la típica chica de diez que todas querríamos tener por amiga, lleva siglos sin pareja, precisamente por esos modales poco femeninos y su alta estatura. Y a tiempos desesperados... ella también está dispuesta a tomar medidas desesperadas para casarse y tener hijos.

Durante los primeros capítulos, las casualidades humillantes (algunas casi surrealistas) se suceden a un ritmo vertiginoso. La pobre Chastity busca una cita hasta debajo de las piedras, pero sólo encuentra indeseables. Mientras tanto, casi todos sus hermanos son felices en su matrimonio y tienen unos hijos preciosos. ¡Incluso su madre divorciada liga más que ella! Lo mejor de todo es que Chastity está buscando al hombre de su vida, cuando ya lo ha encontrado. Su nombre es Trevor y se desean desde siempre.

Por obra de un milagro, su trabajo en un periódico local le permite, por fin, conocer al candidato perfecto para reemplazar a su primer amor: un doctor arrogante e insufrible que no sabe lo que es divertirse, pero que también busca casarse y tener hijos. Realmente, es imposible enamorarse de un hombre tan... plano como él, de modo que este triángulo amoroso no supone ninguna decisión imposible. Desde un principio, he sufrido a la espera de que Trevor reaccionase de una vez, preguntándome por qué rechazaba a una mujer como ella, el muy idiota. He terminado odiándole y queriéndole al mismo tiempo.

El estilo narrativo de la autora es muy sencillo y fluido, de modo que su lectura dura un suspiro. Sobre todo, porque no puedes parar de leer hasta enterarte de lo que pasa. Por cierto, la historia de su madre también consiguió emocionarme, en parte, porque es bastante más realista. Y al margen de todo el amor compartido en una familia tan extensa, me ha parecido una novela muy divertida, aunque su sentido del humor es un poco bestia algunas veces. Por el contrario, ese final es tan... romance azucarado.


  • No puedes pasarte la vida queriendo a una persona más de lo que esa persona te quiere a ti. 

Más información en harpercollinsiberica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.