21 de agosto de 2016

Elena, una vida al galope (Nele Neuhaus)


El mundo de Elena Weiland gira en torno a los caballos. Su padre es un conocido jinete y entrenador; su abuelo es profesor de equitación; ella y su hermano Christian ayudan en la finca familiar desde pequeños y son unos magní ficos jinetes. Su vida da un vuelco cuando descubre que tienen problemas económicos y pueden perder la finca. Además, Elena se enamora de Tim, un chico de su colegio, con el que su padre le prohíbe salir por una vieja enemistad con su familia. ¿Conseguirán los padres de Elena salvar la finca? ¿Y podrá mantener en secreto los entrenamientos conTim y su caballo Fritzi?


Desde luego, esta novela te gustará muchísimo más si te apasionan los caballos porque su historia nos introduce en el mundo de la equitación con todo lujo de detalles. Y aún a sabiendas de lo que iba a encontrarme, ha logrado sorprenderme en más de un sentido.

El prólogo nos describe en una sola frase cómo ha sido la vida de Elena hasta ahora: Qué suerte tenía de vivir en un hogar tan hermoso. Ya desde las primeras páginas, la autora se esmera lo suyo en describir unos paisajes maravillosos. La finca de El Mirlo es prácticamente un paraíso en medio de la naturaleza que nos transmite en todo momento una sensación de total libertad. Por cierto, el prólogo es el único capítulo escrito en tercera persona, ya que el resto de la novela está narrado en primera persona por la propia Elena, una protagonista de trece años con la que es muy fácil sentirse identificada desde un principio.

Pensaba que una lectura de estas características podría parecerme ligeramente aburrida, sobre todo teniendo en cuenta que la autora describe absolutamente cualquier práctica relacionada con el mundo de la equitación: los cuidados que requieren los caballos, cómo es la vida en la finca, las normas de los concursos en los que participan... etc. En más de una ocasión, tenemos que recurrir a las notas a pie de página para comprender los términos que utiliza. Sin embargo, ha sido una lectura muy entretenida que me he devorado en apenas una tarde. Además, los capítulos no son especialmente largos.

Una de las cosas más positivas del libro es que los personajes me han parecido muy realistas. Para empezar, Elena se comporta como lo haría una niña de su edad y su amiga Melike más de lo mismo. Su amistad no es la típica relación cursi que encontramos en otros libros para niñas adolescentes. Lo que más me ha gustado de ellas es que su forma de expresarse es totalmente espontánea y muy sincera, de modo que a veces mantienen conversaciones bastante simpáticas. 

Por otro lado, el primer amor de Elena me ha devuelto a mi propia infancia, cuando el simple hecho de ir sentada a su lado en el autobús me hacía la niña más feliz del mundo. Simplemente, me ha recordado la importancia que tenía una mirada furtiva a esa edad, aquellos nervios desmedidos cada vez que veíamos a esa persona. Elena siente, o mejor dicho padece, todas las emociones exageradas propias de su edad. Un detalle casi cómico que me ha inspirado muchísima ternura.

Por desgracia para Elena, es una historia de amor prohibido porque "la enemistad con los Jungblut era una tradición familiar recíprocamente correspondida". Quizá, en otras circunstancias, Elena habría podido dialogar con sus padres para hacerles entrar en razón. Pero últimamente, toda su familia está de un humor de perros por culpa de una deuda desorbitada que amenaza con dejarles en la ruina. Y Nele Neuhaus ha plasmado perfectamente la complicada situación familiar que soporta Elena a diario.

Al margen de unos padres que se gritan con demasiada frecuencia, Elena vive rodeada de personajes realmente odiosos. En el instituto, se enfrenta a la típica ex amiga insoportable que sólo aspira a convertirse en el único centro de atención. En casa, su propio hermano es un completo idiota al que he terminado odiando con todas mis fuerzas. En la finca, también tiene que enfrentarse a enemigos un poco más adultos debido a la situación económica de su familia.Y luego está el padre de Tim... ¡qué asco de persona!

Sin embargo, se trata de un libro muy optimisma que nos invita a afrontar siempre nuestros problemas para demostrarle al resto del mundo de lo que somos capaces. De modo que también me ha parecido una novela de superación personal en muchos aspectos. Su protagonista se hace las mismas preguntas que cualquier otra niña de su edad y tiene los mismos complejos. Además, se menciona de pasada que la equitación es un mundo de hombres, así que ya os podéis hacer una idea de lo mucho que tiene que luchar esta pobre para cumplir sus sueños.

Por cierto, el misterio en torno a los ladrones de caballos me ha mantenido intrigada hasta que se descubre todo el pastel. Y también tiene un pequeñísimo toque de ¿fantasía?, por aquello de que Elena es una sanadora de caballos casi milagrosa. En resumen, que su historia es muy completa porque tiene un poco de todo y me ha parecido una novela juvenil bastante recomendable. Por último, os recuerdo que este libro pertenece a una serie, así que el final queda tan abierto que me he quedado con muchísimas ganas de seguir leyendo. Necesito seguir leyendo.


6 de 6
📕📕📕📕📕📕

Más información en maeva.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.